EL FERROCARRIL EN GUATEMALA
Read Time:2 Minute, 41 Second

Inicialmente en Guatemala surgio la idea de crear un tren estándar que viajara desde el Puerto San José, pasando por Escuintla y posteriormente abordaria a la ciudad capital. Esto facilitaría el transporte de diversos productos a nivel nacional, como el café o el azúcar, que para ese entonces eran transportados por carruajes jalados por mulas, caballos o bueyes, teniendo un recorrido hasta de doce días o mas.

Los inicios del sistema ferroviario en Guatemala fue a principios de 1860, año en el que se presentaron las primeras ideas del proyecto al entonces presidente Vicente Cerna.

Uno de los fuertes impulsores del proyecto fue Miguel García Granados, quién se convertiría en presidente de facto tras la revolución en 1871, y quién le daría continuación a la construcción de las líneas férreas. En aquella década la noticia sobre un ferrocarril en Guatemala traía consigo diferentes opiniones y era visto desde diferentes perspectivas, algunos veían el proyecto como un símbolo de prosperidad que beneficiaria a los comerciantes, otros en cambio opinaban que unicamente beneficiaría a los terratenientes y a sus intereses económicos. Aun así las líneas continuaron construyéndose, con fondos privados, desde el Puerto San José hasta Escuintla, finalizando en el año de 1880.

El ferrocarril en Guatemala – Radio TGW

La primera estación en el país fue inaugurada el 20 de Junio de 1880 en el departamento de Escuintla, por Justo Rufino Barrios. Según historiadores ese día se escuchó por primera vez en Escuintla y en la República de Guatemala el pito de la locomotora que arrimaba al Puerto San José, asistiendo a la ceremonia altos dignatarios del país, presidentes del Salvador y Hondura, y representantes de la naciones extranjeras.

Dos años después, en 1882, el ferrocarril lográ llegar a Amatitlán, y un 19 de Julio de 1884 finalmente llegá la primera locomotora a la Ciudad capital arrimando en la estación Central donde actualmente está ubicado el Museo del Ferrocarril. Así finalizaba el Proyecto del Ferrocarril del Sur, y daba inicio a otro gran proyecto que tendría por objetivo exportar café hacia Europa y Estados Unidos, concentrado así el océano Pacífico con el Atlántico, y siendo llamado Ferrocarril del Norte.

Al principio dicho proyecto fue financiado con fondos propios de los Guatemaltecos. Justo Rufino Barrios en 1883 emitió un decreto en el cual se establecía que los guatemaltecos que ganaban más de ocho pesos mensuales debían pagar cuatro pesos al año.Pero en 1885 tras la muerte de Barrios el proyecto se suspendió, y solamente se habían terminado 32 kilómetros desde Puerto Barrios. Tras ochos sucesos como la concesión de las vías a una compañía estadounidense para poder terminar el recorrido hasta la ciudad capital, finalmente se lleva a cabo la inauguración en 1908.

La historia de su construcción fue extensa, pero al final los guatemaltecos disfrutaban viajar en tren. Hacían largas colas en las estaciones cargando en sus brazos el equipaje, otros además también tenían que lidiar con sus hijos o familiares, algunas veces se viajaba apretado y acalorado, pero el recorrido para ir de un departamento a otro solo duraba al rededor de seis horas, cuando a pie eran doces días. “El caballo de acero” como lo llamó alguna vez Justo Rufino Barrios recorría todo el país como toda una innovación en aquella época.

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies